Esther Báez: “La música más allá de ser agradable al oído tiene un fuerte poder de transformación”

0
Posted 27 noviembre, 2017 by ipinango in INFORMACIONES
IMG-20171101-WA0044

La joven músico venezolana de 22 años, ex integrante del Sistema Nacional de Orquestas y Coros Juveniles e Infantiles de Venezuela, del núcleo de Caricuao, señaló en entrevista exclusiva para la página web:www.leyresorte.gob.ve, como la música influyó de manera positiva en su crecimiento.

Tres fases importante en el desarrollo de la vida de Esther Báez han estado acompañadas de la música, desde su percepción la música ha sido vital, y “es la fuente esencial donde me he podido refugiar para dar estos pasos porque he sido poco comunicativa desde mi infancia, además me ayudó a desenvolverme de una manera segura y a comunicar mis emociones sin usar la palabra. En mi adolescencia fue igual porque me permitió socializar y conocer más gente de mi edad. Ahora, entrando a la adultez la música me ha servido para generar cierta madurez pues ya no se trata de socializar o ensayar con adolescentes, sino es algo más profesional que amerita tener contacto con personas mayores que yo”.

IMG-20171101-WA0050

Esta caraqueña se inició a temprana edad en el sistema, específicamente “a los 9 años, porque mi papá es músico y yo quería seguir sus pasos. Empecé en el coro donde duré dos años y luego me cambié a instrumentos de vientos, empezando con la flauta dulce, después llegó el Sistema de Orquestas. Es en el núcleo de Caricuao donde me iniciaron como violinista pero mis brazos eran muy grandes para el instrumento y me cambiaron a la viola, donde permanecí unos 5 ó 6 años”.

Una adolescente de estudiante a profesora…

Luego de esos años de evolución musical en el núcleo de Caricuao, me volví profesora de iniciación orquestal, y dicté clases de iniciación de violín y viola a niños y niñas de 10 años de edad”.

La experiencia de Báez como formadora musical se dio gracias a los niños con déficit de atención y la música. “Mi experiencia con ellos fue mientras ensayábamos en los núcleos, porque eran niños a los que les costaba integrarse al ensayo, y yo como compañera me tomaba el tiempo de ayudarlos con paciencia y calma; la directora de la orquesta al ver el progreso de lo que ellos estaban haciendo me impulsó a dar clases a mis 17 años de edad”.

¿Como describes ese trabajo pedagógico?

Por el tema de que habían pocos profesores en el núcleo me sumaron a la iniciativa de dar la inducción a los instrumentos de cuerda, y como empecé a dar clases a los 17 años vi eso como una carga pesada, porque aunque me gustaba, aún buscaba desarrollarme como músico y no como profesora”.

¿Desde tu experiencia, cuál es el aporte que la música ofrece en el desarrollo de los niños, niñas y adolescentes?

La música además de enseñarles la importancia de la disciplina, el orden y el fruto del estudio constante, les da a los niños, niñas y adolescentes  la posibilidad de sentirse realizados al ver los frutos de sus esfuerzos en corto tiempo, situación que los alienta a seguir esforzándose”.

¿La música hace al individuo o el individuo hace la música?

La música es de libre interpretación y también los individuos somos distintos, lo cual hace que no todos los géneros musicales sean buenos para el individuo, me he topado con géneros que me gustan pero no hacen un buen aporte en mí, por ejemplo: a mi me gusta el rock, pero existen muchos subgéneros de esta categoría que me hacían violenta, pero en otros compañeros lograba el efecto de descarga. En este sentido, considero que no es el género musical que hace y define a un individuo, sino el individuo es quien hace su propia interpretación del genero musical”.

Actualmente, Esther se dedica de lleno a su carrera universitaria como cineasta, pero aún sus ojos brillan al recordar sus tiempos de músico en el núcleo de Caricuao “el primer recuerdo que me viene a la mente del tiempo que estuve en el núcleo es la pasión de los niños ejecutando su instrumento, su ingenuidad, su energía y su alegría, son bonitos recuerdos que me vienen a la mente, además que yo fui una de ellos”.

IMG-20171101-WA0045

Tu mundo, ¿con o sin música?..

No imagino mi mundo sin música porque ella ha sido mi compañera desde el inicio y ha sido la que me ha ido evolucionando en mis distintas etapa de vida, primero como niña, adolescente y ahora como universitaria a pesar de que estudio Artes Mención Cine, el fuerte denominador es la música porque pretendo estudiarla y trabajarla en función de cómo la música influye en el lenguaje cinematográfico y los espectadores”.

¿Qué te deja la música?

En mis inicios estuve de alguna manera molesta porque sentía que la música me había robado parte de mi infancia, ya que yo ensayaba de lunes a lunes y sentía que mis amistades eran profesionales, mas no escogidas como es el deber ser. Hoy me doy cuenta que la orquesta fue más lo que me salvo que lo que me quitó, porque durante gran parte del tiempo que estuve en la orquesta viví en un lugar muy peligroso y estar ocupada tanto tiempo me libró de convivir con esa realidad, ahorrándome vicios y etapas que no me correspondían, como: un embarazo a temprana edad, e inclusive mi comportamiento se modificó de manera positiva; por ejemplo: a nosotros en la orquesta nos visitaban en los salones para verificar nuestro comportamiento y que éste fuera adecuado al de un músico orquestal;  las uñas de las manos mal cortadas; el uniforme mal arreglado y las calificaciones en la escuela eran factores importantes, porque así nos veíamos en la obligación de no descuidar nuestros estudios por los ensayos.

Aunque en esos tiempos tal disciplina me parecía muy ruda, hoy puedo ver que ha regido mucho mi vida y conservo mucho de esas cosas”.

MIPPCI/DGRSPNI/Isailen Piñango


About the Author

ipinango


0 Comments



Be the first to comment!


Leave a Response

(required)