Entrevista de Ernesto Villegas al Comandante Fidel Castro

0
Posted 28 noviembre, 2016 by Norelys Sánchez in INFORMACIONES
fidel-castro-y-ernesto-villegas

A continuación la entrevista que realizó el periodista Ernesto Villegas al comandante Fidel Castro el 21 de julio del año 2006 en Argentina para el programa En Confianza de Venezolana de Televisión.

EV: Qué tal amigas y amigos de toda Venezuela, estamos en la suite que está ocupando en Córdova, Argentina, en el Hotel Hollyday Inn el Comandante Fidel Castro, Presidente de la República de Cuba, quien ha llegado hace pocos minutos a este lugar. Son aquí las nueve y cuarto de la noche según la hora cordovesa, en Argentina, y queremos dar la más cordial bienvenida a Fidel Castro.

FC:  Muchas gracias, me estás hablando de la suite y yo veo que este es un cuartico  chiquitico ¿alguien lo ha visto de verdad?

EV: Vamos a hacer un paneo cortico y vemos la cantidad de personas que están aquí acompañándonos. Comandante ¿qué siente usted al arribar a la Argentina?

FC:  Una tranquilidad, una paz espiritual. Hacia tiempo que no viajaba porque he tenido trabajo bastante, pero este es un acontecimiento muy importante; hay que tener en cuenta que hace apenas unos días Venezuela fue admitida como miembro del Mercosur, ahora Chávez tenía mucho interés que viniera, aparte de eso otros presidentes, el Presidente argentino mostró mucho interés, el Presidente Lula, en fin… fíjate que han trabajado, han abrigado la idea de unos acuerdos complementarios, Ya tenemos acuerdos de ese carácter con un número de países de Mercosur, pero ahora se ha producido un acuerdo con el Grupo Sur y que incluso nosotros hemos aumentado bastante el número de rubros que están exentos de las tarifas… los aranceles,  yo no soy muy ducho en los tecnicismos de esos tipos de acuerdos, pero si en la ALADI se venía trabajando, se lograron muchos acuerdos.

El mérito principal de esto es el hecho de que lo suscribe el Mercosur y he visto los cables internacionales, le han dado mucha información tanto al ingreso de Venezuela como a los acuerdos.

EV: Y la presencia misma suya aquí, Presidente, hubo una época en que había una línea más bien aislacionista hacia Cuba, no hace mucho tiempo era impensable que usted fuese invitado a un evento de esta naturaleza.

FC:  Muchas veces me invitaron, y muchas veces tenía posibilidad de ir, pero a mi me resulta muy difícil dejar nuestro  espacio, porque han sido más de 45 años de cacería, cosas como la que pasó con el grupo ese allá en Panamá, esa mafia, reclamados por las leyes,  una gente que voló el avión trabajando con los gobiernos de Estados Unidos. Ahora mismo una de la Fundación, que es uno de los principales, explicaba qué tipo de atentado me tenían preparado, tenían hasta aviones sin pilotos…

EV: Perdone, pero además de eso, el momento político también es particular porque los presidentes del Mercosur lo invitan a Cuba, hay un mensaje político implícito en eso.

FC:  Es verdad, yo no quiero exaltar mucho porque además me parece una falta de modestia decirlo, pero había mucha expectación, yo me vine hoy gran parte por eso, familias locales de Cordova que declaran a la prensa de aquí de Argentina buscando credenciales, porque eran muy raros dentro de esa situación, y que a uno le cuesta, son décadas enteras de persecución. No tienen escrúpulos esta gente.

fidel-1

EV: Mire, Comandante, recientemente hubo una ola de rumores sobre su supuesta muerte.

FC:  Yo me muero casi todos los días, pero eso me divierte mucho y me hace sentir más saludable.

EV: ¿Cómo se siente hoy?

FC:  Muy bien.

EV: Su salud ¿cómo está?

FC:  Uno siempre dice que está bien, pero yo puedo decir: me siento muy bien, el viaje duró media hora, una hora, porque hay que pensar en la relatividad del tiempo, gente que pasó mucho trabajo. Para explicarlo, dicen que un personaje famoso, Bernard Show el dramaturgo, que cuando le preguntaron que era la relatividad, él dijo que no era lo mismo cuando se estaba conversando con una muchacha muy agradable, muy bonita, o cuando ya no era igual, no tenía las mismas características. Vaya, un poco para expresarlo, pero él lo dijo, que esa era la relatividad del tiempo; a uno le parecía estar que era de un minuto la reunión y la otra había durado como una hora, es así todo, cualquiera que esté por ejemplo en un hospital, yo me recuerdo la caída, cuando tuve todo el problema de las rodillas, el brazo, fue fuerte, los dolores muy fuertes, sin dormir, ¿a cuánto equivale una hora en esa situación? Puede equivaler a un día. Ahora, no se sabe cuánto tiempo.

EV: Bolívar decía, “ese instante que los hombres llaman siglos” y la relatividad está puesta en todo. Nosotros los seres humanos tenemos que morirnos algún día, usted ¿cómo cree que va a ser ese día después que usted desaparezca?

FC: De una tranquilidad increíble, una despreocupación total, de serenidad completa, si tu has cumplido, si tu consideras que has cumplido tu deber. Si has trabajado, si es buena la obra a que dedicaste todas las horas y todos los días de tu vida, por eso te invade la tranquilidad, yo estoy montado en el avión y estaba viendo ese material, recordando todos aquellos episodios, son 36 capítulos,  y muchos de ellos me hacían recordar. El viaje, si usted viene viajando y no  tiene un plan, o con los papeles buscando las notas porque hay un acto y tiene que hacer un discurso, yo no tengo problema de discursos porque tengo tantos datos, he hecho un esfuerzo y venía recordando hasta los nombres de toda la gente que participó, bueno, entonces, no tengo que hacer discurso.

EV: Usted sabe, yo no estaba allí y no tengo un grabador para decirle exactamente las palabras que dijo el Canciller Felipe Pérez Roque, pero más o menos en términos generales señaló algo así como que nadie va a poder llenar el vacío que deje Fidel. ¿Qué va a pasar después que Fidel se vaya?

FC:  Todo el mundo está hablando de mi muerte. Pero bueno, no es inusual a la gente, yo creo que es un tema que tiene que salir.

EV: ¿Qué va a pasar en Cuba después que usted se muera?

FC:  A mí han tratado de matarme cientos de veces y me han matado miles de veces. Yo no estoy pensando en lo que será mi muerte real, y no exagero.

fidel-2

EV: ¿le gusta resucitar?

FC:  Bueno, no sé, en que uno resucita es verdad, usted tiene razón, pasé muchos peligros y entonces te das cuenta que el vuelo es indiferente.

EV: Pero el tema se puso en el tapete Comandante y hay gente que se preocupa de esa pregunta ¿qué pasa en Cuba después que Fidel se vaya?

FC:  Bueno, de eso me preocupé yo desde el primer año, sabiendo que me querían matar y que querían descansar de la Revolución e hice el esfuerzo necesario para que no pasara nada si me pasaba algo, porque teníamos ya la organización, la sustitución, la dirección, todas esas cosas. Ahora, yo nunca pensé que iba a vivir tanto tiempo. Cuando yo era un muchacho y tenía ¿cuánto yo era un muchacho? Bueno, hace poco ¿no? Digamos, yo nací en el 26 y empezaba a hacer una calamidad desde los 40, 14 años ¿a qué distancia estuve del 2000? Muchas veces me hacía esa pregunta, ¿llegaré yo al 2000? yo nunca calculé que iba a llegar al 2000, yo no sabía si llegaba a la vejez o no, yo no sabía que el azar me iba a beneficiar tanto porque posiblemente poco, a lo que me han tratado de liquidar tantas veces.

EV: Le van a celebrar su cumpleaños, estaban diciendo que iba a ser una gran celebración.

FC:  Si no pasa nada, que es el día 13. Espero que no, porque me siento bien, el pulso excelente, la presión, lleno de ecuanimidad, serenidad, tu sabes que mucha gente muere por angustia, la tensión y todas esas cosas, y más cuando leo me entra más tranquilidad, mi apuro es terminar el libro. El libro, para que salga a tiempo.

EV: El libro de Ramonet ¿no?

FC:  Sí, ya yo soy el conquistado, él se pasó tres años haciendo una entrevista, se monta un avión pero oye, hicieron el libro.

EV: Por allá salió una edición de ese libro.

FC:  Si, pero yo se lo expliqué y le enseñé algunos de los capítulos, y explicó bien, explicamos como era, porque a él trataron de impugnarlo, trataron de decir que era falso, y todo fue autorizado, pero óyeme, nosotros hemos estado envueltos en unas luchas terribles, los trabajos, la cosa energética, la cosa económica, la cosa de la salud, la educación, no se sabe el trabajo que hay, y todo fue bien hasta que tuve el accidente, eso me encerró un montón de meses, tiempo que tu tienes que invertir en rehabilitación, en ejercicios, todo eso me ha venido bien, ahora estoy mucho mejor que antes del accidente, aunque ¡vaya! no puedo hacer algunas de las cosas.

EV: Mire Comandante, el mundo está impresionado con lo que está pasando en el Medio Oriente, con la ofensiva israelí ¿cómo ve usted eso y cómo ve el futuro de América Latina? ¿hay guerra en el horizonte?

FC:  Este es un momento difícil, terrible, escalofriante casi, pero ¡parecen locos! y no digo las víctimas, sino los victimarios y los cómplices, y no tiene sentido esa cosa brutal que han hecho, lo que ha hecho Israel, estos se han portado peor que Sharon, y Sharon ya usted sabe las cosas esas. Tú no puede de repente empezar a bombardear las infraestructuras, destruir los puentes, destruir las calles, destruir la electricidad, esa es la forma de matar a mucha gente sin matarlos directamente, ¿qué va a pasar con los alimentos, con los medicamentos, con los enfermos en los hospitales, cuántos niños van a morir?

EV: ¿Puede imaginarle un ataque así a Cuba, a Venezuela a los países que no andan en el redil?

FC:  Bueno, nosotros tenemos muchos años  preparándonos para eso, pero muchos de esos se topan con la horma de su zapato. Son más de 30 años y bueno, no tienen manera de destruir a la revolución por sus vías de una lógica, sus bloqueos y todas sus basuras, pero ya hoy en día casi decimos que seríamos responsables, que seríamos nosotros mismos, ellos no pueden, y lo planteo porque quiero que piensen.

fidel-3

EV: Eso lo dijo usted el 17 de septiembre del año pasado, perdón, en noviembre, un discurso que ha sido bastante polémico, ¿cómo ve usted ahorita a la sociedad cubana respecto de esos problemas que hacen que ella pueda autodestruir la revolución?

FC:  No te voy a regatear nada, pero si tu me haces todas las preguntas, entonces tu vas a aburrir a tus oyentes.

EV: Lo dudo.

FC:  Espera unos minutos y te contesto algunas preguntas breves.

EV: Ok. Breves.

FC: No me meto en el terreno complicado de la cosa internacional donde tengo tantas cosas que decir, pero trato más, no digo todo de una vez así o voy a emitir una respuesta superficial. Yo te pudo hablar de otras cosas, de mi viaje, cómo fue, cómo me sentí, lo que me preguntas sobre la salud, cuál es el estado de ánimo, pero si entramos en tema está la entrevista que tu quieres hacer o aquí mismo, yo voy a estar aquí.

EV: Perfecto, la hacemos en La Habana ¿le parece?

FC:  Donde tu quieras. Pero a lo mejor tú, mañana, quieres preguntar más cosas, porque tu no sabes lo que va a decir nadie ahí.

EV: Seguro que sí.

FC:  Ustedes son unos insaciables curiosos y lo quieren saber todo.

EV: ¿Y a Cuba no le interesaría entrar en Mercosur?

FC:  ¿Cuba? Te voy a decir una cosa,  en toda la América sí, sí,  te juro, uno vive en sus sueños, uno vive en el futuro, ver una América Latina unida, me pregunto si alguien puede impedir eso, ni siquiera el empleo deshonesto de los medios masivos para envenenar y confundir y mentir y desorientar. Noo, hay cosas nuevas, pero eso es largo, hablamos de eso, ¿tu quieres hacer un libro como Ramonet? Te respondo con más cuidado y no es lo mismo porque esto lo hablamos tu y yo, si lo transcribes y me lo das para que yo lo revise, porque tu no usas ni siquiera el mismo lenguaje, porque tu tienes al lector, no es lo mismo el oyente que el lector; al lector tu le haces un énfasis, mueves la mano, le das un tono, usas la ironía incluso, y tu no más que pones  unas comillitas, una admiración, repetir hablando tiene una fuerza, repetir escribiendo es un desastre, entonces no es lo mismo el lenguaje hablado que el lenguaje escrito….

EV: Mire y mañana hay una concentración pública donde van a participar el Presidente Chávez, el Presidente Evo Morales y usted.

FC:  Y te prometo que voy a ser muy breve. Todo el mundo se va a sorprender, porque ahí lo que más agradece la gente,  uno de embulla, pero no le hace un favor a los que están oyendo.

EV: Al Presidente Chávez le gusta hablar largo ¿no?

FC:  Los dos. Porque él quiere decir lo que le pasa por la mente, le pasa como a mí. Lo que pasa es que  a través de los medios ganó la batalla, él solo, con un camión ganó las elecciones, demuestra las condiciones objetivas del país, y los estados de ánimo cómo cambiaron, bueno, nadie más sabe cómo funciona todo eso que un oyente sistemático como yo. Sabes,  cuando más escuché la televisión de tu país fueron los días del golpe, los días del golpe petrolero, eso sí duró tres meses. Esa es una batalla histórica. Esa es una batalla histórica, y fue a través del mensaje que Hugo libró y ganó esa batalla, es una de las páginas más brillantes de su vida política.

EV:¿Usted le contó a Ramonet que hubo incluso el plan de ir a rescatar a Chávez cuando estaba preso el 11 de abril?

FC:  Eso está muy clarito en el libro, ahí está la historia casi completa, y lo que tenía era unos párrafos entonces yo me embullé, y conté lo que había dicho… porque esto está en una entrevista pero hace un montón de días, hay un día que tu estás en ánimo, no estás muy ocupado, no estás apurado, estás más calmado, ahora mismo yo estoy hablando contigo aquí con una calma total, cualquier tema lo abordo; ahora si estoy apurado, si me están esperando allí, si tengo que salir corriendo: hazme  esa pregunta espérate, arranca, y maltrato la pregunta, le doy una respuesta cualquiera. Tu que eres un comunicador sabes muy bien de todo eso.

EV: Mire, en esta ciudad vivió el Ché Guevara.

FC:  Sí, una razón más para estar aquí. Y es muy emotivo, llegó a los cuatro años, vivió 14. Saque cuenta. Más de la mitad de su vida, si les cuento los que estuvo en Cuba o en Centroamérica,  lo pasó aquí en esta ciudad, y no nació aquí. Yo creía que había estudiado en Córdova, ese es un detalle.  Estudió Medicina en la Facultad de Medicina en Buenos Aires. Era estudioso, era investigador, cuando yo lo conocí en México él estaba allá en el Seguro Social, funcionaba aquí en el Seguro Social, hablo en  pasado no pudo dar testimonio de lo que ocurra ahora, si me dejo guiar por lo que he visto a causa del neoliberalismo, debe estar sufriendo mucho al ver  como todos los Seguros Sociales del mundo fueron saboteados y se intentó privatizarlos, a todos le hicieron un daño terrible, en casi todas partes, la obsesión de él,  trabajaba ahí, investigaba, era alérgico, subía al Pococatepel todos los domingos. Se puede hablar mucho de él, pero te digo simplemente una cosa más que me imponía el deber de venir, no importa el trabajo que tuviera, no importa las cosas pendientes, no importa el 26, no importa el cumpleaños, no importa la reunión de los No Alineadas, no importa todo lo que estamos haciendo en muchas partes, esa fue una razón más para venir.

EV: Gracias Comandante por estos minutos con nosotros.

FC:  Te he dicho ahí, servidor tuyo, cuando tu quieras que yo de una opinión de cualquier cosa yo te la doy. .

EV: Perfecto, y me decía usted que usted es televidente de Venezolana de Televisión, que siempre ve el Canal.

FC:  Figúrate, en época como la de aquellos períodos críticos era todos los días, casi de memoria me recuerdo cuando se paraban los pillos aquellos allí. Acordate, eran los días del golpe, después vino los días del plebiscito, ¡què días aquellos! fueron meses enteros, luego me interesa Venezuela, no mío, de todo el pueblo y de todos nosotros, como gran acontecimientos en este lugar,  en este hemisferio, y bueno, la simpatía, la solidaridad que experimentamos todos, y que no es de ahora, es de la época de Martí, desde siempre, entonces seguíamos muy cerca, lo enriquece y le brinda conocimientos.  Uno aprende hasta el último día de su vida, porque yo aprendí mucho viendo como se desenvolvió aquella batalla del golpe, con posterioridad el referendo famoso, las trampas, los trucos, y después vino, o mejor dicho, la votación aquella para decidirlo, el referendo propiamente fue el 15 de agosto pero antes era la convalidación ¿cómo es que se llama el período anterior?

EV: Los reparos.

FC:  No, no, no, era cuando las firmas. La recogida de firmas y la convocatoria al referendo y las trampas, fueron meses enteros, y yo viendo, ah yo tendría cosas para hacer un libro. Ahora que me gustó esto del libro, oye, yo no sé, se refresca la mente, piensa, ejercita las células que puedan estar activas, y son muchas porque el hombre en toda su vida utiliza muy pocas células del cerebro, serán muy pocos los que usen el 10%, pero parece que en el transcurso de los años, parece que disminuye el número, disminuye el total pero aumenta el porcentaje de las que tu usas.

EV: Mire Comandante ya para terminar, de esos 80 años de vida ¿cuál ha sido el más feliz de su vida?

FC:  Este, bueno, ahí está el viaje. Este año, y dentro de eso todas las victorias de los pueblos, cuando hay un triunfo, cuando hay una revolución, y hasta incluso a veces cuando veo un revés me tranquilizo pensando que es pasajero y además, Allende dijo: más temprano que tarde; puede haber ocurrido más tarde que temprano, pero yo no he vivido como Matusalén. Me recuerdo que en la Biblia decía que Matusalén vivió 800 años, pronto cumpliré la décima parte de lo de Matusalén, pero entonces no había radio ni televisión ni periódicos ni libros ni Internet, hoy tu averiguas, hoy en tu casa tu tienes toda la biblioteca del mundo juntas, pones unas teclitas, unos nombres, a cada rato yo le pido al compañero: búscame esto, este dato y el otro. Todas las bibliotecas del mundo en un cuarto, es un equipo que vale 500 dólares. Eso te da unas posibilidades fabulosas, entonces el pobre Matusalén, en aquella época no sé si habían palomas mensajeras para enterarse de algo, ahora tu puedes llamar si quieres, donde quieras, a La Habana o puedes llamar a Peking, yo te puedo decir la hora en este momento. En este momento en Indonesia son como las seis de la tarde, te puedo decir la hora que está en el Timor Este, allá están como 300 médicos, pero entonces así preguntas dondequiera, y las comunicaciones son fabulosas, y entonces hoy un año vale por 100, tal vez valga por 200. Hoy también las carreras universitarias va a haber que hacer muchas reformas, las que hoy corresponden, como estas ya que hicieron en otros tiempos, aquí en la de Córdova, hay que revolucionar la  Ciencia, totalmente, porque hoy se puede aprender en seis años, quizás lo que antes había a 20 años, pero no para graduar uno en unos meses, sino para que al cabo de cinco o seis años sepa 15 o 20 veces más; el saber no ocupa lugar, se ha dicho muchas veces. Estoy seguro que ustedes están avanzando en  la computación. Esa es la diferencia.

EV: Bolívar decía que nos han dominado más por la ignorancia que por la espada.

FC:  Y Chávez repite mucho eso. Nos han dominado más por la ignorancia que por las fuerzas, que por la espada. Bueno, las obras de Bolívar están ahí llenas de ideas brillantes, son como rayos que salen así de su mente, y que tienen vigencia  200 años después, a pesar de los cambios del mundo pero interpretándolo al momento en que se vive. Bolívar ¿cuánto tardaba en llegar de Caracas a Quito, a Lima y cuánto tardé yo en llegar de La Habana a Córdova? Siete horas y cuarto, entonces yo he hecho en 15 minutos, un viaje que en la época de Bolívar a él o a quienes fueran habrían necesitado unas 100 ¡Qué cien! Mil veces más tiempo ¿qué significa eso? El aprovechamiento infinitamente mayor del tiempo, se convierten los segundos, vaya, digamos, los minutos.

EV: Mire Comandante, le pregunté por el día más feliz ¿cuál ha sido el más triste?

FC: Muchos. Cuando ha habido muchos años he luchado y he sabido que han muerto muchos compañeros, cuando llegó la noticia: “Desaparecido Camilo”, que murió el Ché, para mencionar algunos de los más conocidos y así muchos compañeros; he tenido la tragedia de conocer la muerte de otros muchos  que fueron tus compañeros y que compartieron la vida y las luchas contigo. No todo es felicidad ni mucho menos, por eso es que tengo un concepto relativo de todas estas cosas.

EV: Mire Comandante usted me decía antes de la entrevista que no quería darle un mensaje a los venezolanos, pero yo sí le voy a pedir uno para los cubanos, para los médicos cubanos que están en Venezuela, para los entrenadores deportivos que están allí.

FC: No me atrevo, porque hablar de deportivos ahora que están las competencias esas en Cartagena, yo estoy abochornado, y creo que no debiéramos ni participar, sí porque puede ser, lo que hacían los yankees antes, lo único que nuestro país es chiquito, pero es el fruto de nuestro esfuerzo. Los médicos que están en Venezuela y los que están en Bolivia y los que están en Africa y los que están en Centroamérica y los que están en muchas partes del mundo, saben que los tenemos presentes cada día, y cada día los admiramos más; porque siempre pensábamos que ellos eran nobles, capaz de sacrificios, pero a medida que han pasado los años comprobamos que eran y son capaces de mucho más de lo que pensábamos, y no sólo ellos, también hubo un tiempo que tuvimos  hasta 50 mil combatientes en Angola, en la fase final, luchábamos allí contra los… Hoy los médicos porque es tan noble ese oficio, como noble es el papel de aquellos que fueron y salían de los programas para hacer ganar el aprendizaje, aquí mismo en este país hay miles de decenas que han estudiado por el Método Yo  Sí Puedo, pero ustedes se llevaron todas las medallas, el tiempo que ustedes prepararon millón y medio, el tiempo en que han preparado los cursos de seguimiento, aprovechando las técnicas de hoy que nosotros tuvimos que enviar casi doscientos mil alfabetizadores a las casas y ahora la televisión, los paneles solares si no hay televisión, tantos medios modernos y ustedes han trazado las pautas, y Bolivia va a gran velocidad, ustedes y Bolivia es el reto, mucho más rápido de lo que se imaginan. La importancia que tiene no es cualquier cosa, son cosas serias.

EV: Muchas gracias Comandante por su tiempo.

FC:  ¿Cuándo te vas tu?

EV: Cuando usted diga, una nueva entrevista. No yo estoy pensando en la entrevista que usted prometió.

FC: Yo sin discriminación yo veo a los  venezolano, y ustedes transmiten y a veces Telesur transmite y lo que ustedes transmiten se escucha en Cuba, y lo escuchan también los colaboradores que están aquí, los médicos, ¿te das cuenta? Si yo me alegro de verte y a todos ustedes, no quiero que falte nadie ahí.

EV: ¿A Chávez no lo ha visto todavía?

FC:  No, pero ya se que dentro de unos minutos, dijo que iba a dar una vueltecita por ahí. Yo voy a descansar hoy. Como estamos aquí, él no me va a hacer lo que yo le hago a él, porque como él va a toda carrera entonces hay tantas cosas que conversar, que estamos hablando  hasta las 2, y él tiene un humor tremendo. Ustedes no conocen a Chávez, yo lo conozco.

EV: Usted sabe que yo tengo un familiar que dice que estamos viviendo en Venezuela el Chavismo sin Chávez porque lleva como seis Aló Presidente, seis domingos sin Aló Presidente.

FC:  Es un hombre inteligente, para que te vas a poner a chocar la política con el fanatismo del deporte, porque para él ir a arriesgarse a una hora, va a crear un vicio, un vicio en las masas y entonces no pongas a competir una cosa con la otra y te advierto que la política y la revolución es mucho más importante que el deporte, sin Revolución no hay deporte, sin política no hay deporte, sin lo que ustedes están haciendo hoy no tendrían una multitud de campeones que van a tener mañana. Luego hoy es más importante el deporte, pero la política, oye está todo el mundo hablando todos los días de política, bueno, aunque paga el deporte en muchas cosas, es mucho más pagada la política. El deporte es más limpio que la política.

EV: ¿Usted vio el cabezazo de Zidane?

FC:  Oye tu sabes que yo no estoy de acuerdo con que hayan sancionado al argelino. Yo te voy a decir la verdad, yo cuando vi el equipo, de repente veo la televisión y creía que era un equipo de Africa, yo creo que no tienen ni un francés. No quiero ofender a los franceses, desde luego, pero era una metrópolis jugando football con los hombres de las antiguas colonias empobrecidas que estaban pasando hambre, llenos de enfermedades, de calamidades, es decir, a quien le roban los cerebros. Pero no sólo los cerebros, le roban los deportistas. Ahora, sentí admiración por el argelino, el más caballeroso de todos los jugadores, de todos los deportistas, y parece que le mencionaron a la madre, y hasta la dieron un cabezazo, yo no lo vi, después me dijeron, y yo en ese momento bueno, sí ese juego lo vi, el de los franceses, bueno los alemanes con los italianos, este fue el de los franceses, era importante pero no era todavía el juego, he visto escenas, pero ese hombre es la admiración de todo el mundo por su caballerosidad, por su talento y ahora que lo han castigado, le iban a quitar un premio, pues yo le rindo homenaje a ese deportistas de la ex colonia donde en su tiempo murieron cientos de miles de argelinos. El representa eso, ¡cómo demonio pueden venir a ofenderlo nadie! Pero bueno, los fanatismos llegan a eso. Ese es el caballero y yo desde luego, ojalá un día quiera visitar nuestro país. Nuestro pueblo, y lo digo con ese sentimiento de nuestro pueblo, le rinde honores a ese atleta, uno de los mejores que he conocido.

EV: Muchas gracias comandante. Nuevamente le ratificamos nuestra gratitud por estos minutos de su tiempo, vamos a entrevistarlo nuevamente en La Habana, según nos ha dicho ya Fidel Castro. A ustedes amigas y amigos muchísimas gracias por habernos acompañado, los invitamos a continuar en la programación regular de Venezolana de Televisión, en cualquier momento volvemos desde Córdova, Argentina, en el marco de la Cumbre de Jefes de Estado del Mercosur.

TvPrensa 2000 C.A.


About the Author

Norelys Sánchez


0 Comments



Be the first to comment!


Leave a Response

(required)